La Luna es una carta que cuando aparece en una lectura nos habla de confusión, un estado del consultante en el que predomina incertidumbre,  temor y mala comunicación. Con esta carta es posible que exista un dilema o dudas reprimidas, las cuales necesitan ser afrontadas. 

También nos muestra un punto de quiebre entre la intuición y la razón.


Con La Luna nos refleja emociones desbordadas y solo las cartas que la rodean en la lectura  nos indicaran de donde proviene este estado de confusión.


Este no es el momento de tomar decisiones es lo que nos indica La Luna ya que la imaginación podrá estar exagerando la situación en la que te encuentras.  Es momento de tomar una pausa y reconocer que las cosas no son tan malas como nos las podemos estar imaginando.

La Luna al revés nos refleja temores que necesitan ser afrontados. Es posible que no confíes en tu propia intuición, ni tampoco en los demás.  


Este es el momento de ver que luz es a que se quiere reflejar y descubrir que la inseguridad no un estado del ser, sino algo con lo que podemos lidiar.

Tras un momento caótico, La Luna al revés nos pide actuar con calma.  Si existe decepción, esto podría deberse a falsas expectativas.

Al ver la carta de La Luna ya sea al derecho o al revés, es necesario reconocer las inseguridades que atormentan al consultante para poder guiarlo a la toma de mejores decisiones.

Si comparas la carta de La Luna con la de La Muerte, en ella verás las mismas torres, solo que en La Muerte existe un sol que nace entre ellas, mientras que en La Luna todo es incierto y no tenemos la esperanza de un nuevo amanecer.

Disfruta tu aprendizaje del Tarot

María Luisa Salazar

La Luna baraja Rider Waite


 

WhatsApp chat